Libro infantil de la semana: «L’ou gegant»

 In Noticias, Recomendaciones

Quien no ha deseado alguna vez jugar con un dinosaurio?

Todo empezó cuando una de las gallinas de la granja de Nate puso un huevo diferente. Muy grande. Enooooorme, comparado con la mayoría de los huevos de gallina…

Y después de una larga espera, el huevo empezó a partirse y salió… Pero qué era aquello? Si no fuera porqué era imposible, Nate habría dicho que era un pequeño dinosaurio.

Recommended Posts

Comience a escribir y presione Entrar para buscar

X